Pizarra de metacrilato DIY

por Laura
1 Comentarios

Bueno chic@s! Aquí estoy una semana más para subiros este post que estoy segura os va a encantar a tod@s!!

Antes de nada, y como espero os hayáis dado cuenta, el blog está sufriendo algún que otro cambio, visiblemente la apariencia ya no es la misma y hemos introducido un logo. No será la definitiva puesto que estamos intentando darle otro aspecto y vamos probando cositas nuevas, pero por supuesto, siempre será para mejorarlo y darle un mejor aspecto.

Estoy super contenta de escribir este nuevo post porque ya se, de antemano, que os va a gustar. Muchas me lo habéis pedido y no quería demorarlo más.

Hace tiempo que os pregunté a través de mi cuenta de IG sobre pizarras transparentes de metacrilato para poder comprar a Luca y la verdad es que no hay mucha variedad por internet. Cierto es que algunas webs las tienen (y tengo que deciros que son espectaculares) pero su precio es demasiado elevado para mí. De todos modos, al final de este post os voy a enseñar algunas de ellas por si no os animáis a hacerla.  Sigo que me lio, lo que os decía, queríamos una pizarra de medio tamaño, que no fuera de pie puesto que no disponemos de más espacio en casa, que se pudiera colocar encima de su mesa y sobre todo fácil de limpiar y económica.

Después de barajar y darle vueltas a todas las posibilidades, alguien por IG me comentó… “Oye Laura, y con lo manitas que tú eres, ¿¿¿porque no la haces??? “

No me podéis decir esas cosas chic@s porque yo soy de las de “dicho y hecho” y también de las de “a cabezona no me gana nadie” y como se me meta algo en la cabeza que yo vea que se puede hacer… pues no tardo nada en ponerme manos a la obra.

Entre varias opciones me disteis una que tampoco me disgustaba, que era comprar un marco de fotos del tamaño que yo quisiera y simplemente dejarlo sin foto con el cristal o ponerle un metacrilato. ¿Con el cristal era un peligro y ponerle el metacrilato me pareció asequible y buena idea, pero claro… y cómo la sosteníamos para que Luca pintara en ella? Tendríamos que hacerle una base o algo para que no se cayera y eso ya no me hizo mucha gracia…

Pero me llegó un comentario de alguien, que ahora mismo no se quien fue y que desde aquí se lo agradezco un montón, que me dijo: “Y por qué no lo intentas con el telar de Ikea??”   Pues no tardé nada en irme a la web de Ikea y buscar dicho telar y cuando lo vi pensé: ¡¡¡¡ESTE ES!!!! Tiene las medidas ideales para colocar encima de la mesa y también para pintar en con él en el suelo, tiene dos bases para aguantarse y la madera debe estar tratada con algún producto protector porque el rotulador que queremos usar con ella se borra perfectamente. Vamos, que lo tenía todo, así que no dudé un segundo en pedirle al papá de Luca y parte esencial de mis DIY, que me trajese ese telar, puesto que, en Ourense, no tenemos Ikea.

Pero no quiero continuar con este post sin hablaros un poco sobre las ventajas y utilidades que tiene una pizarra transparente para nuestros peques.

Utilidades de una pizarra transparente

Una pizarra transparente es un material que aporta una gran riqueza. Ofrece múltiples opciones, por ejemplo, dibujar la silueta de un compañero que está al otro lado y los peques pueden establecer conexiones que contribuyen a la comprensión de la relación del tamaño de la cara respecto al cuerpo, la forma de las orejas, la altura de la frente, el color de los ojos, la forma del pelo… vamos que hacer retratos o copiar objetos observándolos a detalle se vuelve mucho más sencillo con esta pizarra.

Se puede calcar, hacer trazos y dibujos, pintar con tempera o acuarelas… En este último caso se puede colocar un papel sobre el dibujo para transferirlo y conservarlo si así se desea. Y el material estrella, los rotuladores aptos para pintar sobre el cristal, metacrilato y espejo. Os dejo estos que hemos comprado nosotros hechos con tiza líquida, aptos para estas superficies no porosas, no tóxicos, libres de xileno y que son fáciles de borrar con un trapito mojado.

Resumiendo, es un material diferente para que los niños desarrollen toda su creatividad ya que la transparencia aporta una serie de posibilidades atractivas para los peques.  Un material que puede marcar la diferencia y despertar el interés por el arte de la pintura ya sea en casa o en el colegio.

Y… ¿cómo la hemos hecho?

Pues ahora vamos con lo mejor!!  Primero os voy a indicar los materiales que necesitamos para llevar a cabo este DIY.

  • Lámina de metacrilato o vidrio plástico transparente de 4mm (Nosotros hemos comprado este de Leroy Merlín de 50×50 cm )
  • Caladora para cortar el metacrilato
  • Lija redonda para lijar la parte cortada del metacrilato
  • 4 tornillos y 4 tuercas. El tamaño depende del agujero que hagáis con el taladro obviamente. Nosotros hemos usado estos que compramos en una ferretería y encajan con el tamaño de los agujeros que ya trae el telar.

Una vez que tenemos los materiales, procedemos a montar la pizarra.

Primero desembalamos el telar y con ayuda de un destornillador, haciendo palanca, arrancamos el plástico superior e inferior del telar donde irían colocados los hilos para tejer. Tened cuidado a la hora de arrancarlo porque podéis levantar la madera sin querer, los plásticos del telar tienen varios puntos en los que se enganchan con la madera mediante unos tacos a presión.

Una vez hecho esto, seguimos con el siguiente paso, cortar el metacrilato.  Para ello simplemente marcamos con un rotulador una línea por dónde queremos cortar (en este caso quitamos 10 cm de un lado para que nos quedara una medida de 50x 40 cm).

Esta es la parte que más miedo me daba puesto que no sabía muy bien si el metacrilato se iba a astillar o romper al hacerlo. Era un miedo infundado porque no ocurrió ni una cosa ni la otra. Eso sí, es importante que no retiréis el plástico protector que trae el metacrilato, así evitaremos que se pueda rayar en el proceso.

Una vez hecho el corte con la caladora, debemos lijar el lado cortado porque se crean virutas de plástico el él. Para ello usamos una lija redondeada.

Lijamos

Cuando terminamos, procedimos a marcar con un rotulador los cuatro puntos donde íbamos atornillar. En este caso fue fácil puesto que los agujeros ya vienen hechos en el telar así que simplemente es colocar el metacrilato encima y marcar.

Una vez marcados hacemos los agujeros con un taladro con una broca de madera.  Como os dije antes, no os preocupéis por si astilla o rompe al agujerar. De todos modos, podéis probar primero en el trozo de metacrilato que os ha sobrado.

Una vez hechos los agujeros tan solo tenéis que quitar el plástico protector del metacrilato, colocarlo encima del telar y colocar los tornillos y las tuercas.

Y listo!!! Ya tenéis vuestra pizarra de metacrilato lista! Y todo por el módico precio de 32 €!!!

Qué??  Os animáis a hacerla!!! Si es así, no dudéis en enseñarme vuestros resultados!!!!

Y si no os animáis a elaborarla vosotr@s pero os apetece que vuestr@s peques tengan una pizarra de metacrilato, aquí os dejo algunas de las que más me han gustado, sus precios y links a las páginas web.

Aprenderjugando (65€)
Aprenderjugando (75€)
Jugarijugar (216€)
Jugarijugar (275€)
Hop Toys (179 €)

Biquiños e apertas!!

You may also like

1 Comentarios

Elena 22 diciembre, 2019 - 12:24

Jo que chulada!! Me dejas alucinada con la imaginación que tienes, no se me hubiera ocurrido nunca..
El mio no muestra interés por pintar nada aún, prefiere la pelota o similar pero en cuanto le guste te copiamos la idea.
Gracias gracias gracias

Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: