Bueno chic@s, aquí me tenéis! Son las 7:00 a.m y yo ya pegada al ordenador intentando escribir este post que me hace la mar de ilusión. Quería hacerlo lo antes posible porque las próximas semanas van a ser de mucho ajetreo y no sé cuando voy a tener tiempo para poder subirlo así que me voy a poner ahora mientras Luca aún no ha despertado.

Antes de nada agradeceros la tremenda acogida que tuvo el post en mi cuenta de IG @milucalocura. Os confieso que creía que os iba a gustar pero no tanto!!!! Así que estoy encantadísima!

Hace semanas subí a mis historias de IG una foto de unas tablillas de madera preguntándoos qué creíais que se me había ocurrido hacer con ellas y… nadie acertó! La verdad es que si me lo hubieran preguntado a mi hace meses ni de coña se me hubiera pasado por la cabeza la posibilidad de hacer esta actividad. Pero como siempre ando dándole vueltas a todo… en cuento vi la propuesta en una página de Internet (tengo que buscarla, ahora mismo no recuerdo cual es) pues me quedé loca con la idea. Me gustó tanto que no tardé ni medio segundo en ponerme a buscar materiales para hacerla.

Lo primero que se me ocurrió fue comprar una tabla de contrachapado, dibujar las tablillas y cortarlas yo misma… pero teniendo en cuenta que yo no dispongo de las herramientas para hacerlo ( bueno, sinceramente, sí que dispongo de ellas, pero es mi marido el que se encarga de hacer todo el trabajo «sucio» cuando se me ocurren estas cosas y, no podía disponer de su tiempo libre justo en ese momento) así que decidí consultar a mi gran amigo Aliexpress para buscarlas. Y voilá! No me costó nada encontrarlas! Lo que sí me costó fue encontrar el tamaño perfecto, ni muy grandes para que Luca las manejara con facilidad, ni muy pequeñas para poder dibujar las letras y rellenarlas con el material.

Después de mucho indagar, encontré estas que tienen el tamaño perfecto para las pequeñas manitas de Luca (7cm x 5 cm) . Cada paquete trae 30 tablillas así que compré dos paquetes.

Tardaron como 2 o 3 semanas en llegarme y mientras tanto me dio tiempo para poder ir pensando los materiales que quería usar para hacer cada letra.

Desde un principio quise que cada letra estuviera hecha con un material que comenzara con la propia letra. Le veía grandes beneficios pedagógicos, entre ellos que sería más fácil para Luca asociar cada letra a un sonido si ya conocía esa palabra y ese sonido previamente. Y la verdad no me equivocaba!

A parte de esto, tuve claro también que quería elaborar dos abecedarios, uno con letras mayúsculas y otro con letras minúsculas, hechas ambas con el mismo material.

Os he de confesar, y muchas de vosotras ya lo sabéis, que algunas letras se me resistieron muchísimo. No es complicado encontrar materiales que comiencen por A, o por L, o por P…. pero cuando llegas a letras como la Z, la Ñ, la X o la Y… las ideas desaparecen… y por mucho pensar… es que no existen palabras que comiencen por esas letras en castellano así que tampoco era cuestión de inventármelas! Así que con algunas de ellas decidí usar materiales que contuvieran esas letras… y me he dado con un canto en los dientes! jajaja.

Para dibujar las letras mayúsculas sobre las tablillas, lo hice con lápiz y a mano alzada ( se me da bien dibujar) pero para las minúsculas busqué en Internet el tipo de letra «escolar doble» y dibujé fijándome en ellas.

Una vez dibujadas las letras nos pusimos a rellenar las más facilitas para Luca.

La creación de este abecedario sensorial nos llevó días, así que como era de esperar… Luca me ayudó mucho los dos o tres primeros… después ya me decía… «Mamá, hazlo tu» jajaja. Pobre! Es que son 27 letras x 2. Hasta yo llegó un punto que se me hacía interminable.

Una vez que Luca me ayudó en las más sencillitas ( las que solo necesitaba colocar el material dentro de la letra) mamá hizo el trabajo más arduo ( el de cortar, tratar de encajar y pegar los materiales más duros)

A la hora de pegarlos, usé dos técnicas: la cola transparente o blanca y la silicona. Materiales como los botonos, judías, garbanzos ( más pesados) los pegué con silicona, y los más ligeros (lentejas, nieve, flores…) lo hice con cola.

Ahora paso a deciros el material que usé en cada letra.

A: arroz B: botones C: café D: diamantes E: esponja, F: flores(secas), G: garbazos, H: hierba (artificial), I: imán (del de pegar), J: judías, K: papel de huevo kinder, L:lentejas, M:macarrones, N: nieve(porexpan) , Ñ: caña de bambú, O: ojos, P: pompones, Q: quinoa, R: ramas, S: sal, T: tierra, U: uvas pasas, V: velcro, W: piel de kiwi, X: xiz (tiza en gallego), Y: cuerda de yute, Z: piel de zanahoria.

Y este ha sido el resultado!

Gracia a tod@s por la ayuda prestada y por las ideas! Os animo a que lo hagáis con vuestros peques… a ellos les encantará y el resultado es una pasada!

Biquiños y abrazo!